Promocione sus productos o servicios con nosotros
Febrero de 2014

Suspenden obras para la ampliación del Canal de Panamá

Semana

Uno de los más importantes megaproyectos, desarrollados en la actualidad, es la ampliación del Canal de Panamá. El proyecto que requirió un referéndum para su aprobación, es determinante para el comercio mundial, teniendo en cuenta que las esclusas  tradicionales del canal, cuya capacidad es de 4000 TEU´s (Twenty feet equivalent Units-contenedores de 20´), se tornaron obsoletas ante el incremento de buques Post Panamax, cuya capacidad está entre 7000 y 12000 TEU´s.

El programa de inversión contempla no sólo la creación de esclusas para buques Post Panamax, sino la adquisición de grúas pórtico para la manipulación de navíos de 22 a 25 filas de contenedores a lo ancho. Más de 30 puertos en el mundo cuentan ya con grúas pórtico.

En este escenario, donde los ojos del mundo están en la finalización de la ampliación del canal, Semana informó que: “La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) anunció este miércoles que el consorcio encargado de la ampliación de la vía paralizó las obras, pero la española Sacyr, líder del grupo, lo negó y aseguró que la negociación por los multimillonarios sobrecostos del proyecto "sigue abierta".

Cien años después de su inauguración, el Canal, por el que navega el 5% del comercio marítimo mundial, enfrenta una crisis que amenaza el megaproyecto de construcción de su tercer juego de esclusas, previsto para concluir en 2015.

La paralización de las obras tiene un fuerte impacto en la economía panameña: los analistas estiman que el país dejará de recibir entre 300 y 400 millones de dólares anuales si no continúa la ampliación, que permitiría que circularan por la vía 600 millones de toneladas al año frente a las 300 actuales.”

Esta paralización afecta de sobremanera, especialmente la ruta de Asia a la costa este de los Estados Unidos. Puertos como Savannah (Georgia), Nueva York y Virginia manejan más contenedores originados en Asia que en Europa.

Así mismo la publicación señala que “el conflicto estalló el 30 de diciembre cuando GUP amenazó con suspender los trabajos si no le pagaban los sobrecostos, equivalente a un 50% más del contrato inicial fijado en 3.200 millones de dólares para las esclusas.

GUPC propone compartir "un cofinanciamiento 50%-50%" y que después "un tribunal internacional de arbitraje" decida quién asume los sobrecostes.

La obra, cuyo avance es del 70%, acumula un retraso de nueve meses, sin contar los reveses de estas últimas semanas. Los constructores consideran, según estima la aseguradora Zurich, que la conclusión del proyecto se retrasaría entre tres y cinco años si no hay acuerdo.

Estados Unidos ya había comenzado a realizar inversiones y ampliar sus puertos para dar cabida a los cargueros que podrían pasar por el Canal ampliado, capaces de transportar más de 12.000 contenedores.”

Para conocer más a fondo este tema, visite el artículo completo en Semana.

x

Otras noticias relacionadas