Promocione sus productos o servicios con nosotros
Mayo de 2015 Página 1 de 2

Incidencia del transporte en los costos logísticos

Claudia Marlen Sánchez Leyva

Es necesario analizar las opciones de transporte, determinando aspectos a evaluarse en la toma de decisiones, respecto al medio para movilizar las mercancías.

La caída de las exportaciones en el primer trimestre del año ha cuestionado a los exportadores respecto a sus factores de competitividad en mercados internacionales. Más allá de la baja en los indicadores del crudo, el sector manufacturero ha tenido un descenso importante, con sectores muy afectados como el del plástico que decreció en un 28,6%.

En cualquier proceso logístico, las variables a ser controladas tienen que ver con el tiempo, los costos, el servicio y la seguridad. Por supuesto, según el modelo logístico de la organización, variará la relevancia que se le dé a cada uno de estos factores de medición. Sin embargo, los costos son, por excelencia, un indicador importante en la competitividad del producto.

Diversos estudios concluyen que el impacto de los costos logísticos en el precio final del producto, está entre un 10 y un 20%. Dichos costos están compuestos por diversos eslabones en la cadena de suministros, entre los que el transporte local, sumado al internacional, puede llegar a constituir un 40% a 60%, según el sector.

Por lo anterior, es necesario analizar las opciones de transporte, con sus ventajas y desventajas, determinando los aspectos a ser evaluados en la toma de decisiones, respecto a qué medio utilizar para la movilización de las mercancías.

Iniciando con el traslado local de las fábricas a los puertos y/o aeropuertos, Colombia, a diferencia de países como Estados Unidos y de la Unión Europea, tiene grandes desventajas relacionadas con la limitación al transporte terrestre vía camión, sin opciones adicionales como el férreo o el fluvial que son, justamente, los medios más económicos. Por otro lado, la informalidad del sector camionero, sumado al impacto de los precios del combustible y la inseguridad en carretera, encarecen los fletes, teniendo un gran impacto en el precio final de los productos exportables.

Más allá de los precios del transporte terrestre, nuestros exportadores asumen la desventaja de que la mayoría de los centros de producción y comercialización se encuentren en el centro del país, razón por la cual, las mercancías deben ser transportadas a los puertos, atravesando tres cordilleras, con los consecuentes sobre costos, teniendo en cuenta que los fletes a puerto superan, en la mayoría de los casos, el flete marítimo internacional.

Si bien internamente no hay posibilidades de elección, a nivel internacional las condiciones son diferentes. La oferta de fletes internacionales incluye transporte aéreo, marítimo, terrestre (a Venezuela y Ecuador) y opciones multimodales como el Sea/Air.

Iniciemos con la opción aérea, mucho más costosa, pero más rápida y segura. Los fletes aéreos se facturan, por norma IATA en una relación de seis veces el volumen transportable, respecto al peso. Esta disposición de la IATA favorece las mercancías voluminosas, pues el costo del transporte no variará aunque la carga incremente su volumen, siempre que mantenga el peso, hasta seis veces en proporción. Es de aclarar que algunas empresas de servicios aéreos Courier sólo aceptan una relación 1 a 5. Es decir que sólo mantienen el flete hasta tanto el volumen de la carga no supere en cinco veces el peso de la misma.

Acerca del autor

Claudia Marlen Sánchez Leyva

Claudia Marlen Sánchez Leyva

Coach, asesora externa y capacitadora en áreas de logística, distribución física internacional y desarrollo de talento humano, con amplia trayectoria local e internacional. Docente en posgrados de la Universidad Sergio Arboleda.
x

Otras noticias relacionadas