Promocione sus productos o servicios con nosotros
Agosto de 2014 Página 1 de 2

El vía crusis de la logística del transporte de carga en Colombia

Mgs Luis Aníbal Mora G.

El transporte de carga nacional e internacional de mercancía en nuestro país se ha convertido en un verdadero martirio.

El transporte de carga nacional e internacional de mercancía en nuestro país se ha convertido en un verdadero martirio para los protagonistas que lo conforman (empresas generadoras de carga, transportadores y camioneros), en el cual se ha creado un panorama pletórico de conflictos que solo contribuyen al retraso en el desarrollo de este importante sector de la economía colombiana.

El transporte de carga es uno de los elementos vitales de la apertura económica y globalización que se están desarrollando en nuestro país y se ha convertido en un factor clave del éxito para las empresas en función, con la colocación oportuna de sus mercancías a los mercados internos y externos. Adicionalmente, constituye casi un 50% de los costos logísticos de una empresa.

Desafortunadamente, el transporte de carga terrestre se ha regazado tecnológicamente y operativamente, generando un servicio costoso al usuario 
( el mas alto a nivel latinoamericano ), gravado por los problemas de siniestralidad en carretera.

Dentro de las vicisitudes que afronta actualmente el sector, se destacan las siguientes:

  • La precaria y deficiente infraestructura vial del país

  • El deterioro y obsolescencia del parque automotor

  • La inseguridad y piratería terrestre en los recorridos ( $110.000 millones en 1998 )

  • La no aplicación efectiva de los decretos normativos que el gobierno no ha establecido recientemente

  • La descoordinación y la desinformación de las empresas en lo relacionado con los tiempos muertos, cargue, descargue y documentación, generando demora y costos innecesarios

  • La carencia de capacitación en servicio al cliente a los conductores de camiones

  • La informalidad reinante en el sector, donde muchos transportadores funcionan sin los mínimos requisitos legales y de seguridad
En lo relacionado con la fijación de fletes a nivel nacional, el gobierno ha intentado fijar por decreto las tarifas, lo cual fracasa en un mercado de libre oferta y demanda, donde no solo el precio es el más importante para la negociación del flete, sino el valor agregado que se ofrece al usuario de la carga, como lo son el tiempo de entrega de la mercancía, los sistemas de seguridad, la idoneidad de sus conductores y la eficiencia de su parte administrativa para retroalimentar el status del envió hasta su final.

Todo esto conlleva a que se genere una sana competencia dentro del sector, donde los más competitivos serán los que triunfarán y no los especuladores que ofrecen un flete por debajo del mercado, llevando a la quiebra a muchas de las empresas de transporte.

Los operadores del transporte en las diferentes modalidades deben aprovechar la coyuntura actual, donde no hay competencia externa, generando valor agregado  mediante un servicio integral que marque la diferencia; en caso contrario, el mercado se encargara de depurar el sector, desapareciendo irreversiblemente las empresas de transporte rígidas e ineficientes.

x

Otras noticias relacionadas