Acerca del autor

Logística verde, más que una tendencia

El principio básico de la logística verde es el respeto por el medio ambiente como vía única hacia la eficiencia de los procesos en términos ecológicos y económicos. Más allá de ser una tendencia, ésta es una forma productiva que busca integrar de manera armónica elementos del ambiente, la sociedad y la economía.

Si bien no es considerada como algo novedoso –pues empezó a establecerse a principios del siglo XXI–, al igual que la tradicional, la logística verde busca cumplir con las necesidades y exigencias de su mercado a un costo mínimo, pero ya no exclusivamente en términos financieros, sino también en términos ambientales. Es decir, bajo este concepto, se da relevancia a las implicaciones que tiene para el planeta una inadecuada gestión logística, lo cual repercute en el cambio climático y la contaminación del aire, entre otros factores.

Idealmente, lo que se persigue al implementar procesos de logística verde es conseguir un modelo casi cíclico en el que se pueda articular el crecimiento económico, la eficiencia, las oportunidades de empleo y la competitividad; con factores como la seguridad, la salud, el acceso igualitario y la equidad; en torno al medio ambiente y sus conflictos, como son el cambio climático, la disposición de desechos y la conservación de la biodiversidad.

De esta manera, matizar de verde a la logística en términos prácticos se puede hacer mediante el uso de vehículos eléctricos o que se valen combustibles alternativos para las operaciones de transporte; la utilización de materias primas obtenidas bajo procesos sostenibles; el almacenamiento en bodegas inteligentes sin el uso de pesticidas, la utilización de empaques biodegradables, el ahorro energético y el desarrollo de programas claros enfocados en el reciclaje y la reutilización de materiales.

Para lograr lo anterior, es prudente diseñar estrategias integrales que abarquen diagnósticos para determinar cuál es la huella ambiental que genera cada proceso en medio de la cadena de suministro, lo cuál permitirá posteriormente consolidar informes de seguimiento en los que se planteen propuestas encaminadas hacia el mejoramiento de las operaciones en torno a aspectos ambientales.

Al respecto, en su artículo Desafíos en logística verde: área estratégica de la cadena, la experta en logística, Cynthia Guadalupe Aceves Gutiérrez, explica que “la logística verde se configura como una de las áreas potencialmente estratégicas y a desarrollar, debido a que representa 4% de los costos logísticos totales, especialmente en las organizaciones empresariales en las que el valor del producto o el índice de retornos son altos; a que el 80% de las necesidades de servicios de devolución exigen un plazo de uno a siete días; al desarrollo de productos complejos, frágiles, con componentes contaminantes o valiosos; y al progreso del comercio electrónico donde la gestión de los retornos es fundamental”.

FedEx, pionera en iniciativas logísticas amigables con el medio ambiente
Con presencia en 220 países del mundo, la multinacional de origen estadounidense, FedEx lidera la ‘causa verde’ y durante la última década ha enfocado sus esfuerzos en desarrollar un mercado responsable y amigable con el medio ambiente. Es así como invirtió en diferentes desarrollos tecnológicos que van desde el uso de una plataforma en línea y la disminución del uso de papel, hasta la adquisición de una nueva flota de transporte híbrida y de la línea de camiones Modec, totalmente eléctricos.

Además, en 2011 la compañía firmó un pacto en el que se comprometió a reducir las emisiones de gases contaminantes de su flota aérea en un 30% para el año 2020, y anunció que desde la fecha empezaría a certificar todas sus sedes como edificaciones LEED, lo cual la hizo merecedora durante tres años consecutivos del reconocimiento Socio Verde Principal de la Cadena de Suministro, otorgado por la publicación Inbound Logistics.

Otro de los logros de FedEx ha sido el aumento en un 20% de fuentes alternativas de combustible para sus vehículos y la implementación del modelo de compra de créditos de carbono en diferentes lugares del globo.

Al respecto, el vicepresidente de asuntos ambientales y sostenibilidad de la firma, Mitch Jackson, manifestó que la sostenibilidad siempre ha sido una prioridad para FedEx, “esto nos permite ahorros significativos de dinero y nos sirve como plataforma para mantenernos a la vanguardia trabajando –por ejemplo– para que el transporte sea totalmente eléctrico”.

Visión global
El impacto y alcance de los procesos logísticos fue uno de los temas abarcados durante el último Foro Económico Mundial, celebrado en Davos (Suiza) en el pasado mes de enero, el cual se enfocó principalmente en los desafíos de la denominada Cuarta Revolución Industrial.

Quizá el aspecto más relevante tuvo que ver con que la industria logística genera algo más del 6% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero, un hallazgo acompañado de fuerte llamado a las compañías para que se reinventen, de forma tal que comprendan su responsabilidad con el medio ambiente e incorporen la tecnología necesaria y los principios de la logística verde en sus procesos.